La frontera más hermana del mundo

Hace más de medio siglo, el 22 de diciembre de 1936, una ley nacional proclamó a Rivera ciudad de turismo. Dos años más tarde comenzó a notarse la influencia de turistas desde distintos puntos del país.
Con la primera excursión fonoelétrica organizada por la empresa del Ferrocarril Central, muchos montevideanos conocieron por primera vez las bellezas naturales riverenses.
Así "descubrieron" los caminos de tierras coloradas cantados por Agustín R. Bisio y los viejos y frondosos plátanos que evocara Olyntho María Simoes, refugio en la noche de centenares de pájaros.
Empinados sobre las cercanas prominencias de las cuchillas, observaron los burritos cargados de vituallas o participaron del sortilegio de la "vía blanca" de la calle Sarandí.
PARQUE MUNICIPAL GRAN BRETAÑA:
Es el principal parque municipal riverense y su nombre es un homenaje al entonces embajador británico en Uruguay Sir Millington Drake, quien en nombre del gobierno del Reino Unido donara el predio donde se erige.
Inaugurado el 5 de setiembre de 1939, el Parque Gran Bretaña fue declarado monumento histórico nacional en 1981.
Con sus cascadas y zoológico está ubicado sobre la Cuchilla Negra en un hermoso lugar para ser visitado, a tan sólo 7 kilómetros de la ciudad de Rivera. Son 50 hectáreas de agreste contacto con la naturaleza.
Es un parque con múltiples servicios que aseguran esparcimiento y comodidad al visitante.
Un zoológico con más de 50 especies que disfrutan grandes y chicos. Un rincón infantil para niños de hasta 12 años con clásico pero también originales entretenimientos. Desde la entrada y hasta 2 kilómetros en su interior, el parque tiene luz eléctrica, así como agua potable en el área de acceso principal y en la zona destinada a camping, con gabinetes higiénicos y duchas. En toda la extensión del parque hay ubicadas churrasqueras, mesas y sillas que permiten a los visitantes realizar picnic en condiciones confortables. Cantina, teléfonos, servicios de ómnibus permanente y vigilancia durante las 24 horas, hacen de este parque un lugar disfrutable y seguro, punto inevitable para el turista.
VALLE DEL LUNAREJO:
Recorrer el Valle del Lunarejo exige un excelente humor, para poder enfrentar las dificultades con las que se va deparando al visitante que intente internarse en las más de cien especies de frondosos árboles, entre los que se pueden encontrar algunos con más de un diámetro y hasta treinta de altura.
La variedad es realmente interesante, ya que figuran talas, guaviyú, coronillas, arueras y arrayanes, pero no son los únicos, también podemos depararnos con pitangueras, quebrachos y ceibos con un increíble desarrollo, tanto en altura como en circunferencia.
Entre los cerros del lugar están El Pontón, con su extraña forma; el de Las Yeguas, que guarda una insólita leyenda lugareña; el de Los Peludos, con su forma de casi exacto cono.
Pero también se encuentran allí La Gruta de los Negros o la Picada de la Castellana.
BAJADA DE PENA:
Sobre la ruta 30, a 85 km de Rivera y a 22 kilómetros de Tranqueras, la subida de Pena es un punto de atracción. Se trata de un paraje escarpado sobre la cuchilla Negra que por su fisonomía parece no pertenecer al Uruguay. Grutas, caminos silvestres y cascadas que caen de la piedra la convierten en un lugar peculiar.
A pocos kilómetros se encuentra Masoller, sitio en el cual se desarrolló la última batalla de la Guerra Civil de 1904. Declarado monumento histórico nacional.
ESTANCIA "LA AURORA":
Sobre la Cuchilla Negra, exactamente en el límite con Brasil, se encuentra La Aurora, estancia aventura. En un hermoso entorno agreste, con paisajes deslumbrantes, un lugar único para el disfrute de actividades al aire libre, en un equilibrio perfecto de la naturaleza y a solo 32 Km de la civilización, con un sabor muy especial de la historia que marcó estos lugares. El casco de La Aurora, situado frente al mojón 46 de la línea divisoria con Brasil, ha sido partícipe de la historia de nuestro país por mas de 100 años. Hoy, con una infraestructura acorde, ofrece todas las comodidades requeridas por el turista internacional y en un entorno cautivador. La Aurora es actualmente la única estancia especializada en actividades de aventura como las caminatas recreativas (Trekking) con el acompañamiento de un experto guía, el recorrido por quebradas y montes indígenas siguiendo el curso de arroyos, el Rappel y la Escalada en desafiantes paredes naturales de piedra de más de 25 metros de altura, el Vuelo Libre en Parapente y Ala Delta, desde excelentes rampas naturales en las laderas de los cerros y la posibilidad de realizar vuelos TANDEM recreativos (vuelos dobles con instructores). La belleza de los paisajes, y las corrientes de aire entre las sierras, permiten disfrutar a pleno de largos vuelos mientras que las sierras ofrecen sus grandes desafíos a las emocionantes travesías 4x4.
Home     La Ciudad     Historia     Turismo Departamental     Ciudades y Pueblos